jueves, 11 de julio de 2013

Bizcocho marmolado de café



Esta es la primera receta que hago en casa de mi madre. Como sabéis, y si no, os lo cuento, este verano nuestras vacaciones van a ser las obras de casa. Por tanto, hemos mandado a mi madre al pueblo y nosotros nos hemos instalados de okupas en su casa. Espero que para final de agosto estemos ya en casa, pero la cocina tendrá que esperar a septiembre.
Esta receta se suele hacer con cacao, pero yo he usado el capuchino soluble de Hacendado para la parte oscura ya que tenia una glasa de café que había comprado en Lidl. Ha salido muy bueno y diferente. Al usar un preparado de café, no ha salido muy fuerte de sabor y con la glasa, está riquísimo. 

Ingredientes:

3 huevos
150 g mantequilla
175 g azúcar moreno
50 ml leche
1 sobre levadura química
250-300 g harina de trigo
50 g café soluble capuchino





Elaboración:

Ponemos en el bol de la batidora los huevos con el azúcar y los batimos hasta que doblen su tamaño. También podríamos montar claras y añadirle después las yemas. Eso lo dejo a vuestra elección.
Añadir la mantequilla ablandada, la leche y la harina con la levadura tamizada. Mezclar bien y preparar un molde redondo de unos 18-20 cm de diámetro, engrasándolo y poniéndole en el fondo un papel sulfurizado. Poner 2/3 de la masa blanca en el molde y a la restante, añadirle el preparado de café. Quizás sea necesario añadir algo mas de leche, ya que puede quedar un poco espesa. Añadir la masa oscura sobre la blanca y mezclarla con un tenedor (haciendo como ondas). 



Precalentar el horno a 150ºC e introducir el molde. Cuando suba el bizcocho, bajar el horno a 120-130ºC y dejar terminar de hornear. como os he comentado anteriormente, esta manera de hornear es mas lenta (tarda unos 50 minutos), pero aseguras una cocción uniforme y evitas que al sacar del horno, se baje el bizcocho.
Una vez horneado, sacar del horno  dejar templar antes de desmoldar. Cuando esté templado, desmoldamos y dejamos enfriar.
Como tenía un sobre de glaseado de café que compré hace tiempo en Lidl (son productos que sacan de forma ocasional), lo he usado para cubrir este bizcocho, pero simplemente con azúcar glas, queda igual de bueno y de vistoso.



El corte es lo mejor de este bizcocho, ya que al mezclarse las dos masas, el interior imita el mármol (las vetas), de ahí su nombre.
Espero que os guste. Esta misma receta puede usarse para hacer cupcakes y se cubre con una crema de mantequilla aromatizada con café. Yo esta versión la dejare para mas adelante, pero os animo a probarla y me contais.



No hay comentarios:

Publicar un comentario