sábado, 5 de mayo de 2018

Curry-Süppchen- Versionando a Alfons Schuhbeck



Un mes mas volvemos con las chicas de Cooking the Chef y con un chef europeo, del que no conocía absolutamente nada hasta el día de a newsletter, Alfons Schuhbeck, chef alemán que además de restaurador, es autor de libros de cocina y tiene su propio show de televisión.
A pesar de que no comenzó su carrera como cocinero sino en el mundo de las telecomunicaciones, pronto decidió que su carrera iba a dar un vuelco y recondujo su vida, transformándose en el cocinero que es en la actualidad.
En los años 80 consiguió la primera estrella Michelín y fue elegido cocinero del año en 1989. Además del show de televisión, ha escrito mas de 20 libros de cocina, es propietario de un catering, regenta una escuela de cocina y es el encargado de la alimentación del club de fútbol Bayern de Munich en sus desplazamientos.

Resultado de imagen de alfons schuhbeck

Es un chef apasionado de las especias y eso se nota en sus recetas. La dificultad que ha tenido el reto de este mes ha sido que las recetas que he encontrado han sido en alemán y tuve que tirar del traductor de google pero al final el resultado ha merecido la pena y vamos a incorporar esta receta al recetario de casa.

Ingredientes:

1 filete de pollo (contramuslo deshuesado)
2 rodajas de piña natural o en su jugo
1 calabacín
6 zanahorias
curry
tomillo
aceite
mantequilla
sal

Elaboración:


En primer lugar limpiamos el pollo y cortamos en trozos regulares, añadimos una cucharadita de curry y un poco de aceite, movemos y reservamos en frío unas 3-4 horas.
Limpiamos y cortamos las verduras, añadimos una cucharadita de curry, otra de tomillo y un poco de sal. Movemos y reservamos en frío el mismo tiempo.
Ponemos una cazuela con un poco de aceite y mantequilla a fuego medio, añadimos la verdura y rehogamos hasta dorarlas un poco. Añadimos agua hasta cubrirlas y dejamos cocer hasta que estén tiernas.
Una vez cocidas, le pasamos la batidora y trituramos. Pasamos por un chino, rectificamos de sal y añadimos un poco de leche evaporada o nata para suavizar la crema. Reservamos caliente.
Por otro lado, ponemos una plancha y hacemos el pollo y la piña, que nos quede bien dorado y hecho en su interior.
Preparamos unas brochetas de pollo y piña, ponemos la crema en un bol y adornamos con la brocheta.



Y ya esta listo para comer. Es una crema ligera y con un sabor a curry y tomillo muy sutil, lo que la hace muy agradable al paladar. Espero que os haya gustado, y si queréis ver lo que han elaborado el resto de mis compañeros de reto, solo tenéis que pinchar AQUÍ. Hasta la próxima.