domingo, 23 de junio de 2013

Tarta camiseta Voley (Red Velvet)


 Hoy mi hijo Eduardo cumple 15 años. La verdad es que está muy mayor, pero siempre sera mi niño pequeño. Me dijo que quería una tarta Red Velvet con forma de camiseta de voley. La idea era hacer una copia de la que ha usado este año para jugar. Como no era una tarta muy grande, no cabían todos los detalles, pero finalmente, ha quedado muy original y bonita, y el interior de la tarta, estaba buenísimo. Ahora paso a explicaros como he hecho esta tarta.

Ingredientes:

250 g harina
250 g azúcar glas
1 sobre levadura química
200 ml aceite girasol
15 g cacao en polvo
5 g sal
2 huevos
1 yogurt griego
1 cucharada vinagre
1 cucharada esencia de vainilla
1 cucharadita de colorante rojo
3 cucharadas de leche
500 ml nata o mix vegetal
300 g queso de untar

Elaboración:

Este bizcocho Red Velvet o terciopelo rojo, se llama así por su color y es muy fácil de hacer. Es un bizcocho de los que yo llamo "untodojunto", ya que casi todos los ingredientes se baten juntos sin mucha preparación y además el resultado es espectacular. En este caso, lo que he hecho, han sido planchas de bizcocho para montar una tarta, pero esta misma receta sirve para un bizcocho en molde normal, variando la temperatura del horno y el tiempo de cocción. Pero de eso ya os hablare mas adelante.

En este caso he utilizado una batidora de varillas. Poner los huevos, el aceite, el yogurt, la vainilla, el colorante rojo (he usado uno en gel de la marca Wilton, pero hay uno especifico para este tipo de tarta) y el vinagre y batir bien hasta homogeneizar la mezcla.






A continuación, se tamiza la levadura, la harina, el azúcar glas y el cacao y se le añade junto a la sal y batimos muy bien. Debemos conseguir un color parecido al de la foto. Si no es así, puede ser que necesitemos mas colorante.

Calentamos el horno a 200ºC y preparamos una bandeja de horno con papel vegetal o silicona y disponemos el bizcocho en forma de plancha. Con la cantidad de la receta nos salen 1 plancha y media o un bizcocho de 20 cm de diámetro. Como para la tarta se utilizan tres planchas, lo que se hace es duplicar los ingredientes. Horneamos la plancha unos 12 minutos a 200ºC y en caso de querer hacerlo en molde, la temperatura será 160-170ºC y el tiempo, unos 30 minutos.


Este es el resultado tras la cocción. Sale muy esponjoso y con un color alucinante. Un vez tengamos las planchas frías, vamos a hacer el relleno y para ello usaremos los 500 ml de nata o mix vegetal (yo suelo utilizar el miz vegetal porque aguanta mas y es mas estable, aunque la nata tiene mejor sabor) y los 300 g de queso de untar (tipo Philadelphia aunque el mio era de la marca Hacendado). 

Batimos el mix hasta montarlo y le añadimos el queso bien frío. Seguimos batiendo hasta que la crema este muy espesa.






Ahora pasamos al montaje de la tarta. Esta es la parte mas complicada para mi.  Ponemos una plancha de bizcocho sobre una bandeja plana. Yo suelo poner en la base un papel vegetal que retiro después. De esta forma, al retirarla, mantendremos limpia la superficie donde colocamos la tarta. Ponemos almíbar ligero sobre la plancha para que este jugosa y la cubrimos con la crema de queso. Como son dos capas y la parte superior, tenemos que dosificarla bien. Se enrasa con una espátula y ponemos otra plancha de bizcocho, repitiendo la operación anterior y cubriendo finalmente con la ultima plancha. Como en este caso, la tarta iba a ir cubierta de fondant, la capa de crema que la cubre del todo sera mas fina. Una vez cubierta, como lo que quería era una camiseta, la recorté hasta obtener la forma. Básicamente. es un rectángulo con dos trapezoides imitando las mangas.
Si la dejáis solo con crema, la capa  sera mas gruesa y le hacéis unos adornos con una manga pastelera en los laterales para cubrirlos. En otra ocasión, la haré así para que veáis como adornarla.


Como veis, una vez cubierta, queda con la forma deseado. Ahora, se pone en la nevera y se dejan unas 12-24 horas para que se asiente bien la tarta. Después la he cubierto con fondant imitando la camiseta de su equipo y la verdad, ha quedado la mar de original.
Espero que os guste y os atreváis a hacerla. Esta receta también se puede adaptar a cupcakes y si a crema la tintáis de rosa, quedan preciosos.



También os pongo una foto con el corte de la tarta. Es precioso, y la otra noche, mi hija invitó a sus amigas a cenar, y para el postre se comieron los recortes de la camiseta y quedaron encantadas. El color es sorprendente y el sabor, aun mas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario