domingo, 16 de junio de 2013

Bollos de viena


Con esta receta podemos hacer bollos de diferente tamaño y forma. En esta ocasión, los bollos son redondos y de unos 150-175 g, apropiados para la merienda del cole. Están muy ricos y suaves, por lo que a los peques les gustan mucho.

Ingredientes:

500 g harina de panadero
10 g sal
25 g azúcar
20 g mantequilla
15 g leche en polvo
10 g levadura liofilizada
250 ml agua
1 huevo



Elaboración:


Mezclar todos los ingredientes en el bol de la amasadora. La mantequilla la debemos poner en pomada para que se integre mejor en la masa. Como expliqué en la entrada de la rosca de pan, podéis utilizar cualquier harina excepto la especifica de repostería, que es excesivamente fina. A mi particularmente no me gusta la e repostería ni siquiera para los bizcochos. Si una harina normal la tamizáis, se puede usar perfectamente para las recetas de repostería (bizcochos, magdalenas o similar).
Amasar todo junto hasta obtener una masa fina y elástica, que se pueda manejar con las manos sin añadir mucha harina.


Sacar la masa y poner sobre una mesa para hacer una bola que dejaremos reposar unos 10 minutos. Con este reposo, conseguimos que la masa se relaje un poco y nos permitirá darle forma con mas facilidad.



Una vez pasados los 10 minutos, se corta la masa en porciones de unos 150-175 g. De esta forman nos van a salir 6 bollos, pero podéis hacerlos mas pequeños o mas grandes. Realmente, el tamaño despenderá del uso de los bollos. Estas porciones se hacen bolas y se dejan reposar otros 10 minutos.

Pasado ese tiempo, los pasamos a una bandeja de horno enharinada, los espolvoreamos con harina (se utiliza un colador pequeño ya que es mas limpio y uniforme) y los chapamos con las manos. De esta forma, los bollos tendrán aspecto de molletes. Los tapamos y los dejamos fermentar hasta que doblen su tamaño. Como ahora hace calor, no hace falta darles calor extra. Cuando llegue el frío, os explicaré la manera de fermentar el pan utilizando el horno de casa.

Precalentar el horno a 190ºC y cocer los bollos hasta que se doren. He tardado unos 15 minutos, pero el tiempo depende el tamaño del pan, a mayor tamaño, mayor tiempo. 

Bueno, espero que os gusten, son unos panes muy ricos para meriendas y desayunos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario