miércoles, 19 de junio de 2013

Cupcakes de dulce de leche



Estas magdalenas van dedicadas a mi compañera de clase, Noelia, que es argentina. Ha sido muy buena compañera de clase y de trabajos, ya que en casi todos los trabajos que hubo que hacer durante el curso, fuimos "pareja de hecho". Espero que os gusten. Los cupcakes los he hecho con azúcar moreno, con lo que tienen un color marroncito y van adornados con crema de mantequilla sabor dulce de leche, que esta deliciosa.

Ingredientes:

2 huevos
175 g azúcar moreno
100 ml aceite girasol
100 g yogurt griego
1 sobre levadura química
esencia de vainilla
250 g harina
1 cucharada de dulce de leche

Elaboración:

Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve con ayuda de una batidora. Añadir el azúcar y seguir batiendo. Yo he usado azúcar moreno, pero si no tenéis, podéis hacerlo con azúcar blanca con la precaución de echar 150 g, ya que el azúcar moreno endulza un poco menos. 
Añadir las yemas y mezclar bien.
Añadir la esencia de vainilla, el aceite y el yogurt. Mezclar bien y añadir la harina y la levadura, previamente tamizadas. Mezclar con varillas hasta obtener una masa espesa.
En esta ocasión, he utilizado unos moldes de silicona que compré en Lidl para magdalenas. Dentro le pongo las cápsulas de papel, y como no son muy grandes, nos salen piezas perfectas para el café. Vosotros podéis usar moldes mayores y os saldrán menos magdalenas y mas grandes, apropiadas para merendar. Estas iban destinadas al café con mis amigas Mª José y Mª Eugenia.


Como veis, lleno las cápsulas hasta unos 2/3 de su capacidad. De esta manera, se quedan a ras del papel y luego quedan mas bonitas al adornarlas con la crema.





Calentamos el horno a 160ºC y cuando esté listo, colocamos la bandeja y horneamos unos 15 minutos. Como siempre digo, depende del horno y sobre todo del tamaño de las magdalenas. A mi salieron 26 piezas.

Aquí las tenéis antes de adornarlas. Para cualquier adorno que le pongamos encima, ya sea crema de mantequilla, nata o fondant, la magdalena tiene que estar completamente fría.




A continuación, mientras se enfriaban, preparé la crema de mantequilla utilizando 125 g de mantequilla sin sal atemperada, 125 g de azúcar glas y dos cucharadas grandes de dulce de leche. Batimos bien la mantequilla y el azúcar hasta que blanqueen y añadimos el dulce de leche hasta homogeneizar. Queda de un color café con leche clarito precioso y además está riquísima. Casi que da pena usarlo en el adorno y no comerlo con cuchara. Pero esto no se puede hacer, que después vienen los cargos de conciencia y los remordimientos, que se traducen en horas de gimnasio.

Para adornarlos, hice un agujerito con ayuda de un descorazonador de fruta en las magdalenas.






Como podéis ver en esta imagen, queda un hueco en el centro. Ponemos la crema en una manga con boquilla rizada y se empieza a poner rellenando el centro y desde ahí hacia afuera, haciendo cono una especie de rosa plana. El botón de chocolate es una pastilla de chocolate de cobertura, para que quedaran mas bonitos.





Es esta otra foto se puede ver el corte con el relleno del hueco. Se puede rellenar con una cucharadita de dulce de leche y después se tapa con la crema. Eso lo dejo a vuestra elección.





Espero que os gusten. Mis amigas las disfrutaron un montón, aunque a decir verdad, a ellas sueles gustarle casi todo lo que preparo.


1 comentario:

  1. Todo tiene muy buena pinta! Después de un rato en el gimnasio debe saber todo a gloria. Enhorabuena por el blog. Trini.

    ResponderEliminar