domingo, 21 de enero de 2018

Suikerbrood-Cocinas del Mundo rumbo a Holanda


Retomamos el reto de Cocinas del Mundo este 2018 viajando a un país europeo, Holanda


La cocina de los Países Bajos se caracteriza por el consumo en grandes cantidades de pan y patatas,  que ya el pintor neerlandés Vincent van Gogh reflejó de forma magistral en su cuadro titulado "Los comedores de patatas".

Resultado de imagen de cuadro los comedores de patata

De la gastronomía de los Países Bajos son muy conocidos los quesos, algunos de ellos muy populares, como el gouda, edam y leyden. Muchas de las ciudades en el este de los Países Bajos tienen sus propios quesos, algunos de ellos distinguibles sólo por el sabor y por su apariencia exterior.
De entre todos los platos que he encontrado en Internet, que no han sido muchos, me he decidido por un Suikerbrood o pan dulce. El Sûkerbôle o suikerbrood es un pan de azúcar tradicional de la provincia de Frisia, en el norte de Holanda. Hay otras regiones con recetas parecidas, como Limburgo o Brabante, pero la de Frisia destaca por su elevado contenido en azúcar, a veces de hasta un 40%. Tradicionalmente, el Sûkerbôle se regalaba a las mamás si el bebé era una niña. Se creía que el azúcar del pan y las posibles propiedades curativas de la canela y el jengibre fortalecerían a la joven madre y la prepararían para sus nuevas obligaciones. Para la confección de este pan dulce se utiliza azúcar candé, difícil de encontrar en las tiendas, como ha sido en mi caso y yo la he sustituido por azúcar panela, que a pesar de no ser la adecuada, ha resultado ser un acierto y ha dado como resultado un pan dulce con sabor especiado la mar de rico.

Ingredientes:

200 ml leche
325 g harina
5 g sal
50 g mantequilla
15 g levadura fresca
150 g azúcar panela
1 cucharada de canela
75 g de jengibre en dados

Elaboración:

En primer lugar infusionamos la leche con los daditos de jengibre y la dejamos enfriar.
Una vez bien fría, la colamos y reservamos.
Añadimos los ingredientes excepto el azúcar panela y la canela, en la amasadora y amasamos unos 8 minutos, reposando otros 8 y volviendo a amasar 8 minutos mas, con objeto de obtener una masa elástica y firme.
Dejamos reposar hasta que doble de tamaño y entonces incorporamos el azúcar y la canela y amasamos de nuevo. Este paso hay que hacerlo con paciencia, ya que cuesta un poco de trabajo que el azúcar se incorpore a la masa. Si utilizamos azúcar candé, lo que se hace es lo mismo, pero se queda el azúcar repartido por la masa de forma menos uniforme.
Ponemos la masa en un molde rectangular engrasado y dejamos que doble de tamaño en un lugar cálido.
Precalentamos el horno a 170ºC y cuando el pan esté listo lo metemos en el horno durante unos 40 minutos, o hasta que esté listo del todo. Si veis que se dora en exceso, le bajáis la temperatura y horneáis un poco mas.
Una vez bien horneado, sacamos del horno y dejamos templar antes de desmoldar.


Cuando esté completamente frío, ya podemos consumirlo. Es un pan dulce muy apropiado para tomar en las meriendas cortado en bastones y acompañado de un buen chocolate caliente. Además, podéis congelarlo en rebanadas e ir sacándolo de poco en poco.





Espero que oshaya gustado y nos vemos en el siguiente destino. Hasta la próxima.

24 comentarios:

  1. Hola Mar, me alegro mucho que hicieras esta receta y estés con nosotras. Tiene mucho mérito cuando se tiene poco tiempo. Estoy segura de que disfrutasteis mucho de este pan dulce que es para tener en favoritos guardado.
    Nos vemos en India. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Siempre intento que no me pille el toro, pero al final, voy corriendo a todas partes. Nos vemos en India. Besos

      Eliminar
  2. Esto no es un pan, es un ¡panazo! con ¡pintaza! que apetece un ¡Muchazo!

    Besos y te espero en La India ;)

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como con la receta de la sopa de mostaza, que como esta tambien es de Friesland aun no la he probado jejejejeje Pero en cuanto la visite la pedire! Debe estar muy rico! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te guste. Mi versión ha gustado mucho en casa. Besos

      Eliminar
  4. Un pan que es como un bizcocho. Buenísimo para untar con mermelada o con mantequilla. Un verdadero placer.

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta tiene este pan dulce, seguro que esta muy rico.besinos

    ResponderEliminar
  6. Es estupendo descubrir recetas tan ricas como esta en nuestros viajes virtuales. Tengo que informarme más sobre ese azúcar que dices para ver que diferencias tiene.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un azucar como en terroncitos pequeños, parecen piedrecitas. Yo acabo de encontrarlas en El Corte Ingles, y voy a repetir la receta usándolas. Ya lo colgare en el blog. Besos

      Eliminar
  7. Quiero desayunarrrr, sí, a estas horas, para poder merendar ese pan dulce justo antes de dormir. Qué rico... Besoooos

    ResponderEliminar
  8. Wowww!! Qué pan más rico!! Se ve delicioso!! Besitos

    ResponderEliminar
  9. En mi primera impresión viendo las fotos, pensé que era un bizcocho......... vaya pan más estupendo, imagino el sabor que tiene y se me hace la boca agua.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que parece un bizcocho, pero es y sabe a bolleria de la buena. Gracias y un beso.

      Eliminar
  10. ummmmm que delicia!! dan ganas de morderlo yaaa!!
    un besete

    ResponderEliminar
  11. que rico este pan, con el jengibre con lo que me gusta, a mi me encantan los panes dulces, tostarlos y poner algo salado mmmm este pinta para eso tambien, buen viaje, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que esta rico y ademas tostado gana. Besos

      Eliminar
  12. Yo en Holanda sería feliz con tanto pan, patatas y queso, lo que no sé es si podría andar o solo rodar..... jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar